© 2017 by UrPix. El Viajero Sin Maletas © 

Guía para visitar Turquía: 7 razones que lo convertirán en tu destino favorito

August 27, 2017

 

Turquía es un país fascinante que despertó en nosotros el espíritu viajero y la curiosidad por descubrir el mundo. Ese viaje por lo desconocido fue lo que nos inspiró a ir a sitios más lejanos en nuestras siguientes aventuras. Te cuento que nuestro primer contacto con la cultura fue gracias a Estambul, la ciudad más grande de Turquía y una de las más habitadas de Europa. Una vez allí también tuvimos la oportunidad de tener nuestro primer encuentro con Asia (¡lo sé suena increíble!), pues Estambul es la única ciudad en el mundo en dos continentes (Europa y Asia) que se separan por el canal de Bósforo. Este pequeño estrecho fue conocido como "la ruta de la seda" utilizada como una red de rutas comerciales organizadas a partir del negocio de la seda china.

Es precisamente esa mezcla de influencias a través de la historia lo que hace especial aspectos como la gastronomía turca, donde la cocina es una mezcla árabe, persa, india y occidental. Los ingredientes utilizados son los mismos que se cultivan en el país desde hace siglos. Además, la cocina turca al igual que la china o la francesa, está considerada como una de las más importantes del mundo. ¡Y qué decir de sus Mezquitas!, la arquitectura de la antigua Constantinopla que se mezcla con la contemporánea es un desborde de colores y elegancia. ¡Este lugar es para vivir como todo un Sultán!

Así que si has llegado hasta este punto de la lectura y estás deseoso por saber más sobre este maravilloso país chequea estas 7 razones para visitar Turquía:  

 

1. Capadocia

¡Este lugar es un sueño! (tus días allí son como estar en Avatar y no poder despertar). Cuando visites Capadocia reserva en uno de sus famosos hoteles cuevas (todos tienen su peculiaridad, es cuestión de gustos). 

 

Nosotros elegimos el Amber Cave Suites por un precio de $65 la noche. El hotel incluye desayuno y además tiene su propio restaurante para la comodidad del huésped.

 

Si utilizas el siguiente link: booking.com 

tendrás un descuento adicional. ¡Aprovecha!  

 

Una vez estés hospedado allí (espero que hayas elegido como mínimo 4 días) pueden hacer las siguientes actividades dependiendo de tu tiempo:

 

  • Levántate un día a las 4:30 A.M para presenciar cómo el cielo se viste de colores con los globos aerostáticos. Una vez estés despierto puedes optar por solo sentarte a disfrutar del espectáculo o ir corriendo a ponerte tu mejor vestido para aprovechar y capturar la fotos más impresionantes de tu vida.

  • Coordina el viaje en globo aerostático con la agencia de tu preferencia (en cada esquina encontrarás distintas agencias). Nosotros decidimos realizar esa gestión a través de nuestro hotel desde el primer momento en que hicimos la reserva. La compañía que estuvo a cargo de hacer de nuestro amanecer uno inolvidable se llama Voyager. Si quieres saber cómo es todo el proceso antes, durante y después del viaje en globo, aquí abajo te dejamos el vídeo:

 

Eso sí, haz de este tour tu prioridad una vez llegues a Capadocia, no vaya a ser que por alguna eventualidad con el clima suspendan el viaje y ya no tengas más tiempo.  

 

 

  • No dejes de hacer el tour de four track para que puedas apreciar las mejores vistas de Capadocia desde distintos rincones y para presenciar uno de los mejores atardeceres del mundo. ¡Es impresionante y divertido! Nosotros realizamos esta experiencia con la Agencia Stoneland Travel y fueron muy flexibles y atentos en todo momento. Así que si tienes dudas sobre qué actividades planificar en tus días por Capadocia ellos te pueden orientar. 

 

 

2. Cruzar el Estrecho de Bósforo

Todavía recuerdo la primera vez que crucé hasta la parte de Asia!, ¡fue tan emocionante! (Así debió sentirse Cristóbal Colón cuando puso sus pies en las Américas). Esa sensación de tocar un continente nuevo por primera vez es indescriptible. Por consiguiente, cuando tengas la oportunidad de visitar Estambul (espero sea pronto) podrás observar que millones de personas se trasladan diariamente de un continente a otro para trabajar, pasear, o simplemente por el gusto de cruzar de una orilla a la otra. Si eres amante de la belleza y quieres pasar algunas horas "al otro lado" te recomendamos tomar el ferry público comprando tu billete de ida y vuelta (donde tendrás una vista espectacular). Estos barcos salen cada media hora, el boleto es económico y el viaje dura unos 20 minutos.

3. Visitar las Mezquitas de Estambul

De entre los cientos de lugares de interés y monumentos que ver en Estambul te recomendamos 2 que no puedes dejar de visitar: Santa Sofía y La Mezquita Azul. Ambas están enfrente una de la otra y allí en vivo podrás presenciar el llamado al rezo que se escucha cinco veces al día desde todas las mezquitas (Cada mezquita tiene un panel informativo con las horas del rezo). Santa Sofía es un monumento impresionante que ha visto pasar toda la historia de Estambul hasta que terminó siendo un museo (la entrada cuesta 30 liras). Por otro lado, la mezquita Azul llamada así por sus mosaicos azules de Iznik es una de las obras más grandes de la época bizantina. Fue construida como iglesia y cuando los musulmanes tomaron Estambul se convirtió en una mezquita (hoy día es la más famosa de la ciudad y la entrada es gratuita). También, te recomendamos sacar un tiempo durante la noche para pasar a tomarte fotos, ya que las luces tanto de la mezquita azul como de la fuente del pequeño parque allí situado, son un espectáculo digno de una foto.

4. Recorrer el Distrito de Sultanameth en Estambul

 

El área antigua de Estambul que recomendamos para quedarse y reservar algún hotel es Sultanameth, ya que es céntrico y está a solo minutos caminando desde las mezquitas más importantes. Este lugar está rodeado de restaurantes y barras para que te sientas como todo un Sultán.

 

Por consiguiente, ya sea que quieras comer un plato fuerte o solo tapear, a lo largo y ancho del área encontrarás un paraíso culinario con muchas opciones. Entre los platos que hemos probado y nos han dejado con ganas de más se encuentran los entremeses o "los meze" tales como la berenjena, los tomates y pimientos rellenos de arroz, así como el queso blanco turco. Además, como plato principal, la carne más consumida en Turquía (y mi favorita) es la de cordero y el ave más utilizada es el pollo, pero también hay gran variedad de pescado.

 

En esta área recomendamos visitar The House of Medusa (cocinan riquísimo) es nuestro restaurante favorito de Estambul y se encuentra justo al costado de las cisternas subterráneas. De igual forma, no puedes irte de Estambul sin deleitar el famoso hummus con cordero (¡es una delicia!). Tampoco te perdonarías haberte marchado sin haber probado el café turco, el té y sus variados hojaldres, ya que estos tienen una preparación especial y forman parte del rito hospitalario. ¡Buen provecho!

 

5. Las piscinas de travertino de Pamukkale

 

Pamukkale es una de las paradas imprescindibles en cualquier circuito turístico por Turquía. Este impresionante lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La mayoría de las excursiones trasladan a los turistas en autobús en un largo viaje de ida y vuelta en el mismo día. Por consiguiente, recomendamos que si no tienen mucho tiempo para perder reserven una noche en algún hotel de Pamukkale, para que puedan disfrutar del lugar sin la presión de tener un guía limitándolos por el factor tiempo. Estas piscinas naturales de aguas termales son reconocidas por sus efectos curativos, pues se dice que ayudan con la presión arterial alta, los ojos, enfermedades de la piel y problemas de circulación, entre muchos otros. Sin embargo, para algunas personas no es más que el simple espectáculo del lugar lo que les atrae hacia Pamukkale, el Castillo de Algodón.

6. Los Baños Turcos 


Un baño turco tradicional es una variante más húmeda de la sauna y se divide en varias partes con sus respectivas funciones para el cuerpo. El interior de los baños está decorado con mármol por ser un material que conserva muy bien el calor. En la mayor parte de los baños de Estambul, la entrada incluye lavado exfoliante y distintos masajes. Hay que decir que los masajes turcos son bastante fuertes y pueden recordar al masaje tailandés. Pero la experiencia de estar allí, ser mimado como un bebé y socializar con otras personas es algo indescriptible. Además, de que es muy beneficioso para la salud y la piel según la información que hemos leído al respecto. 

 

Tampoco puedes marcharte de Turquía sin haber visitado un Spa. El concepto de relajación para ellos es algo totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados. Nosotros en nuestro último día experimentamos todo un proceso de relajación en aguas calientes para luego sumergirnos en una piscina de lodo (¡sí, puro lodo!). La verdad es que la experiencia fue única, relajante y divertida. Estuvimos hora y media por un costo de $30 cada uno. 

7. Explorar la ciudad subterránea de Derinkuiu

 

Esta gran ciudad subterránea, de unos 5,000 años de antigüedad, descubierta recientemente en la región turca de Capadocia, pudiera ser la cueva construida bajo tierra más grande del mundo, según los científicos (es el mayor hallazgo arqueológico de Turquía). La misma servia como un refugio para proteger temporalmente a la población durante invasiones. Algunos creen que fue construida por los Hititas, un pueblo guerrero mencionado en la Biblia que había prosperado en el área, estos habitantes podían permanecer meses bajo tierra hasta que la amenaza desapareciera. Lo increíble es que estas enormes excavaciones tienen 8 niveles bajo tierra (tenemos que confesar que da un poco de temor caminar por estos diminutos espacios) y como ya se imaginarán en el último nivel el oxígeno es limitado. 

Esta visita a la ciudad subterránea debe ser acompañada por un guía ya que es muy fácil perderse entre tantos espacios, cuartos y rincones. Además, durante el recorrido, podrán apreciar cómo esta población tenía iglesias y hasta áreas donde se preparaban cientos de galones de vino (ellos sabían que es más fácil olvidarse del enemigo si se está un poco liviano de la cabeza).

 

 

 


Para finalizar, cuando decidimos hacer nuestro viaje a Turquía, a mucha gente le sorprendió y nos llegaron a preguntar si estábamos bien de la cabeza. Nos decían cosas tales como: "Allá hay tantas amenazas y problemas con el terrorismo," "Ese lugar ahora mismo es un caos, no la van a pasar bien." No obstante, eso nunca nos quitó el sueño. Si algo hemos aprendido a través de nuestros viajes es que muchas de esas situaciones que ocurren son casos aislados (tal y como ha sucedido en Orlando, España, Italia, Francia...) y no son para nada el reflejo de este hermoso país y su gente. Así que no tengas miedo de explorar y vivir el viaje de tus sueños. Mi recomendación es que compres ese pasaje que tanto deseas y te largues. ¡Solo se vive una vez! 

 

 

 

 

Algunas fotos fueron suministradas por: pixabay.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Cómo visitar Israel, Jordania y Egipto por tierra: lo que nadie te cuenta

October 4, 2018

1/6
Please reload

Recent Posts